This website uses its own cookies to improve your web experience and third-party ones to send you promotional messages according to your interests. In order to have further information and to modify cookies settings, please click here. If you click on “OK” and continue your web experience, you accept the use of cookies.

Idioma:

BIOGRAFÍA

La historia de Elisabetta Franchi, alma de la marca que lleva su nombre, es la historia de una mujer que ha logrado conquistar el universo femenino gracias a su estilo y su creatividad: una mezcla de gran pasión, de un minucioso estudio del producto y de una dedicación total al trabajo. El camino creativo de la maison se origina en Bolonia, la ciudad donde Elisabetta Franchi nació en 1968, en la que la diseñadora estudió - en el Instituto Aldrovandi Rubbiani. En 1996, la diseñadora abre un pequeño atelier, donde comienza a dar forma a sus ideas y a confeccionar las primeras prendas, con solo 5 colaboradores (actualmente son más de 200). Artífice de un perfecto pret à porter Made in Italy, que debe su gran éxito al estilo y la particular estrategia de producción basado en la calidad, la excelencia y la atención puesta en los detalles: así, en poco más de una década, la marca Elisabetta Franchi se convierte en un fenómeno de última generación de la moda.
page_img1
La empresa dirigida por Elisabetta Franchi ha alcanzado unos 112 millones de euros de ingresos en 2014, gracias a una distribución integral en todo el mundo (con más de 1100 tiendas multimarca y 66 tiendas monomarca). Para coronar la posición alcanzada en el mercado, la diseñadora elige desfilar en la pasarela de la Semana de la Moda de Milán con la colección Primavera-Verano 2015, evento que le da aún más visibilidad y reputación a la marca. Alineada con el movimiento animalista, Elisabetta Franchi siempre ha estado comprometida en combinar su pasión con la misión empresarial. Así comienza en 2012, con el lanzamiento de la colección Otoño-Invierno 2012-2013, la colaboración con LAV: adhiriendo al Fur Free Retail Program, Betty Blue elimina definitivamente el uso de piel animal de su producción. Este compromiso que continúa con la eliminación de la pluma auténtica y de la lana de angora, prohibidas en 2014, y al unirse al programa Animal Free, promovido por LAV con el lanzamiento de las colecciones FW15-16. Con el proyecto «Dog Hospitality» de 2013 la diseñadora decide abrir las puertas de la empresa a los amigos de cuatro patas, permitiendo que los empleados lleven sus mascotas al trabajo. En 2015, se lanza la colección «EF loves dogs», una serie de productos dedicados a los animales, cuyos ingresos se destinan completamente a asociaciones de voluntarios que se ocupan de la defensa y la protección de los animales abandonados.
page_img1