#EF20Anniversary



ELISABETTA FRANCHI CELEBRA EL VIGÉSIMO ANIVERSARIO DE LA MARCA

Han pasado veinte años desde el nacimiento de Betty Blue Spa, marca made in Italy que, en la actualidad, lleva el mismo nombre que la estilista y fundadora, Elisabetta Franchi.
Veinte años de estilo, compromiso, sacrificio, pasión, entre otras cualidades. Elisabetta Franchi lleva consigo una misión, la de conquistar y vestir a “todas las mujeres del mundo” y desea transmitir un mensaje bien claro, que hace tangible mediante su trabajo a favor de los animales.

Todo comenzó en la ciudad natal de Elisabetta, Bolonia, donde creció la estilista, en una familia numerosa y de origen humilde, con innumerables dificultades. Quizás este trasfondo tan enrevesado ha generado en ella un espíritu de revancha y determinación, que, unido a su carácter y a su inmensa pasión por la moda, han creado una mezcla explosiva, que la ha llevado a perseguir su sueño con obstinación, sin rendirse en ningún momento. De aquí nace uno de sus lemas favoritos: “Never give up”, que está presente incluso en sus colecciones, que desde siempre ponen en escena una mujer sensual, pero al mismo tiempo fuerte y audaz.

En 1998 nace Betty Blue S.p.a. que produce la colección CELYN b, un nombre que se inspira en la elegancia del estilo parisino con la letra “b” de “Betta”, diminutivo de la diseñadora . Veinte años después, la marca lleva el nombre de su fundadora, ELISABETTA FRANCHI, un camino intenso, repleto de metas y objetivos alcanzados.

La acompaña en su viaje desde sus comienzos su única muñeca: la “Betty Doll”, desde donde inició todo. De hecho, cuando era niña, la aspirante a estilista, pasaba su tiempo vistiéndola con los trapos que encontraba por casa. Compañera de juego, de evasión pero también testimonio y parte integrante de un proyecto de vida y del cumplimiento de un sueño, la “Betty”, se vende hoy en las tiendas monomarca Elisabetta Franchi, que en la actualidad son más de 80, distribuidas en las ciudades más importantes del mundo, entre las que se encuentran Milán, París, Moscú y Dubái.

Pasión, talento, disciplina, autenticidad y un fuerte compromiso por la defensa de los animales: estos son los principios y los valores que caracterizan a Elisabetta Franchi, no solo como mujer, sino también como marca y que hoy inspiran a la ‘Tribu’ de personas que la apoyan y la siguen firmemente.